Browsed by
Categoría: Mamíferos

Puma (concolor puma)

Puma (concolor puma)

El puma del sur de América del Sur (Puma concolor puma) es la más austral de las subespecies en que se divide la especie de Puma concolor, denominado comúnmente «puma» o «león de montaña».

SONY DSC

Es  el  mayor  felino americano,  el  nombre  puma  viene  del quechua  y  en mapudungun se  llama  Pangui, a  diferencia  de  los  leones ,  el  puma  no  ruge  ronronea,  sus  patas  delanteras      tienen  5  dedos, mientras  que  las  traseras  tienen 4 dedos, con  uñas  retráctiles, en su  boca   tienen  4  colmillos  grandes   y  varios  incisivos  más  pequeños,  Los  pumas  marcan  su  territorio  con orina,  por  lo  que  son  respetuosos  de  los  territorios  de  otros  individuos. Considerado  el  felino  más  grande  de  chile y  con  una  indiscutible  reputación  de  depredador   del  ganado  doméstico,  el  puma (Puma concolor,  antes Felis concolor), se  caracteriza  por  tener  un  rango  de  distribución  más  amplio  que  cualquier   otro  mamífero  nativo  de  américa. En  virtud  de  ello, es posible  encontrar   representantes  de  esta  especie  desde   Columbia  Británica,  en  Canadá,  por  el  norte , y  hasta  el estrecho  de  Magallanes ,  por  el  sur .  esta  situación ha provocado  que  de  acuerdo  al lugar  o  país   en  que  se   ha  avistado, el  puma  reciba  diferentes   nombres   tales  como  león americano, cougar  o  león  Montañez.

Hasta finales del siglo XX se habían registrado 32 subespecies de puma, sin embargo, un estudio genético de ADN mitocondrial mostró que muchas de ellas son demasiado similares como para ser reconocidas como taxones diferentes. Tras la investigación, la 3ª edición del «Mammal Species of the World» reconoce sólo 6 subespecies.

En el nuevo ordenamiento, bajo Puma concolor puma se incluyen ahora en su sinonimia otras subespecies que antes se daban como válidas, ellas son:Puma concolor araucanus (Osgood, 1943), o Puma concolor araucana, llamado «puma araucano»; identificado como de tamaño mediano, pelaje bayo oscuro, presentando una fase leonada que tiende a ser rojiza; habita los bosques y montañas de la provincia fitogeográfica subantártica. En Chile se la citaba en MallecoValdivia, y Llanquihue; en la Argentina en el sudoeste de Neuquén, el oeste de Río Negro, y el extremo noroeste de Chubut. Su localidad tipo es: «Fundo Maitenuhue, sierra Nahuelbuta, oeste de AngolMalleco, Chile».puma concolor concolor (Gay, 1847),Puma concolor patagónica (Merriam, 1901), es el «puma de la Patagonia chilena»; se distribuye en las áreas boscosas y montañosas de la Patagonia chilena, desde Chaitén hasta la zona de Punta Arenas, y áreas adyacentes de la Patagonia argentina. Su localidad tipo es: «Lago Pueyrredón (lado oriental), Santa Cruz, Argentina».9Puma concolor pearsoni (Thomas, 1901), es el «puma de la estepa patagónica»; identificado como la subespecie de mayor tamaño, posee una fase leonada y otra gris (la que tiende al pardo);8 habita las estepas arbustivas de la provincia fitogeográfica patagónica. Se la citó desde el golfo San Matías y el sur del valle del río Negro en la Argentina, y desde Llanquihue en Chile hasta el Estrecho de Magallanes. Su localidad tipo es: «Santa Cruz, a 70 millas (112 km) de la costa marina, en el sur de la Argentina».

  • Puma concolor puma(Trouessart, 1904), llamado «puma andino» o «puma chileno»; de tamaño mediano, y pelaje bayo oscuro.8

De cuerpo largo, con denso pelaje de color grisáceo oscuro o amarronado, con enorme cráneo y gran dentición.9 Habita las estepas del distrito Fito geográfico alto andino cuyano de la Provincia fitogeográfica altoandina, en ambas laderas andinas y regiones serranas próximas. En Chile se la citaba desde Coquimbo hasta Valdivia, aunque según otros autores habita desde el sur del Perú hasta los 38ºS en Chile. En la Argentina se la cita para la cordillera de los Andes desde el norte hasta la precordillera de San Juan y de Mendoza, y según otros desde Catamarca

La  coloración   del  puma  va  de  un  color rubio  ceniza hasta  pardo  rojizo,  pasando  por  la  gama  intermedia de  amarillos  y  grises ,  pero siempre manteniéndose la  coloración  ventral más  clara  que  la  dorsal.

De las  especies   de  felinos  salvajes  americanos,  el  puma es  el  único,  junto  con  el  Jaguarandi (Felis yagouaroundii)  que  no  presenta  manchas   en  la  piel,  sin embrago,  los  individuos  jóvenes , se  caracterizan  por  tener  en  la  cola  anillos  café,  que  cambian  con  la  edad.

Suele  evadir  al  ser   humano  teniendo  conciencia de  lo  que  peligroso  que  es  . A  pesar  de  su  amplia  distribución  en Chile,  son pocas  los  chilenos que alguna  vez   han  podido  apreciarlo

En  tiempos  anteriores a  la colonización  europea, el  puma  era  un  componente  habitual  de  los diversos  ecosistemas  chilenos,  los  aborígenes , si  bien  lo  respetaban,  no  le   temían, pues  el  puma (pangui o trapial  en  mapuche) a  pesar  de  ser  un  animal de  gran  fortaleza,  es  muy tímido,  rehúye  al  hombre  y a  los   perros,  pero   con  el  correr  del  tiempo,  la  creencia  popular  que  es  un  animal  dañino  para  el  ganado  doméstico,  motivo  una  gran  persecución  en  su  contra,  con  la  consiguiente  merma en   las  poblaciones  de  esta  especie  existente  en  chile

El  puma  es  un  animal  solitario,  con una  fuerte territorialidad

El área  ocupada  por  el  macho  puede  abarcar  miles  de  hectáreas  y  dentro  de  esta  puede establecer   una  o  más  hembras.

Veloces  corredores   de  distancias  cortas  y  hábiles  trepadores , estos  animales  recorren constantemente  sus c otros  de  caza,  que  demarcan  con  su  olor  característico, basado  en  fecas y  orines.

Esto  da  entender a  los  otros ejemplares   de  su   misma  especié  que ese  territorio  ya tiene  dueño. En  caso  de intromisión- generalmente  muchos  de  machos   en  busca  de  su  propio  territorio- se  entablan  luchas  en  las  cuales  el  perdedor se  debe  retirar  del  lugar disputado

Su  distribución en  chile se han  identificado  más  de  30  sub-especies  de  puma,  las  cuales  han  canalizado  gran  parte  de  los  ecosistemas  en  el  continente  americano, en  el pasado  el  puma habitaba  en  la  totalidad  del  territorio  nacional, excluyendo el desierto  localizado  en  la  depresión  intermedia  del  norte  chileno, excluyendo  el d desierto  localizado  en  la  depresión  intermedia  del  norte  chileno, la  isla  de  Chiloé, el  archipiélago  de  los  Chonos  y  las  Guaitecas  y  obviamente  el  territorio antártico

En  la  actualidad, debido al  incesante  aumento  de  la  colonización  humana, su  distribución se  hay reducido a  zonas cordilleranas  y  precordilleranas,  tanto  de  la  costa   como  de  los  Andes y aquellas   relativamente alejadas  de  la  actividad  humana

El  puma  puede  tener  una o  más guaridas en  su  territorio, estas s e  ubican,  generalmente  bajo  los  árboles o  al  abrigo de  grandes  peñas. Al caer    el  crepúsculo este  animal abandona  su  guarida  y  comenzó a  recorrer en  busca  de  alimento,  para  ello  cuenta , con un agudo  olfato y excelente visión  nocturna, además de  un caminar  silencioso, propio  de  los  felinos,  gracias a  que  cuenta  con  gruesos cojinetes plantares .

Las  tres especies  existentes  en  chile, ocupan latitudamente sectores desde  el nivel  del mar hasta  los  5000 metros  sobre  el  nivel  del  mar como  ocurre  en  el  Parque Nacional El Lauca, en  el  altiplano  nortino, también  es  posible  encontrar  ejemplares  en  ambientes   tan  variados, como  bosques  exóticos de  pino  radiata,  bosques  nativos, estepas  y zonas alteradas  y q quemadas  con  predominio  de  la  quila (Chusquea quila) y  el  maqui ( aristotelia chilensis)

En  la  zona  centro  sur  del  país  el  peso  de  las  subespecies chilenas  varia entre 25 y 31  kilos,  en  la  zona  del Parque  Nacional Torres del  Paine en la XII Región  pueden  llegar  a hasta 55 kg se  podría  concluir  que el  tamaño  aumenta  con  la  altura  y  disminución  de la  temperatura.

Este  animal  preda   sobre  mamíferos, su dieta  destacada es  la  liebre  ( Lepus europaeus) el conejo (Orictolagus cuniculus)  y  diversos  roedores  con  la  vizcacha ( Lqagidium viscacia), el tunduco ( Aconaemys fuscus),  los  degues (Octadod sp)  y  los Tucotuicos) (Ctnomys sp).

Sin  embrago también  puede  cazar mamíferos   mayores   como  el guanaco (Lama guanicoe) vicuñas ( Vicugna vicugna),  pudúes (Puda puda), Tarucas ( Hippocamelus antisensis)  y  huemules ( Hippocamelus bisulcus)

Solo  en   casos e extraordinarios  de  hambre el  puma  podría   atacar  el  ganado  doméstico,  cuidándose  mucho de  caballares  o  bovinos adultos, por el  riesgo  de  coces  o cornadas  mortales.

Caza  en  solitario siendo los  cérvidos (pudú)  presar  favoritas,  si  llega  a cazar  más  de lo  que  puede  comer, suele esconder  lo  que  le  sobra  y volver  más   tarde  para  terminarlo

En  casos  extremos puede  ser cuando  la  hembra  está criando  y enseña a  sus  crías  a  cazar, en  esas  condiciones  puede  atacar a  rebaños  de  ganado ovino causando  la  muerte  de de algunos ejemplares . Las  víctimas  de estos  taques   suelen ser  v corderos enfermos  que  presenta malformaciones   que  facilitan el  desempeño de  los cachorros. Como  el  propósito de  esta cacería es  el  aprendizaje  es  común   que  queden  en  el  terreno algunos  animales  sin consumir. Esto  ha  dado  pie   para que  los  campesinos  y  ganaderos  consideren  al  puma  como  un  animal  sanguinario.

Las  hembras del puma   son  poliestricas, entran  en celo varias  veces  el  mismo año, hasta  que  son cubiertas. Cada periodo  s  de celo  dura  entre  nueve y catorce  días. En  esta  etapa, la  hembra  se  desplaza   y  caza  junto con el macho Su periodo  de gestación se prolonga  por  90 a  98 días , al  cabo  de  cuales la  hembra  pare  hasta s es crías ,  de  alrededor de  500 g y  30  centímetro de  largo. Y  nacen  generalmente , en medios  de pesos  matorrales y  tienen manchas ,  que las pierden en  los  primeros meses  de  vida. Estas  manchas  recuerdan vagamente  a las   del guepardo,  con  el que  parece  existir  un parentesco  remoto En  las  pubertad  esta  especie la  alcanza más menos al año  de  vida  y  se  extiende  hasta  el  año  y medio. En  todo caso,  las  hembras  no  se  cruzan   hasta que  tienen entre   dos  años y  tres  año  de  edad. En condiciones  naturales,  solo paren  cada  dos o  tres  años, por esta  razón no se ven  con dos  proles de diferentes  camadas. La expectativa  de  vida del  puma  es  de alrededor  de  20  años

Las poblaciones de pumas  subespecie han sufrido una reducción de su geonomía, aunque todavía habitan en un amplio territorio, por lo que la UICN la categoriza como de «Preocupación menor», si bien algunos especialistas creen que sería mejor un cambio a la categoría de «Vulnerable».

A este taxón se lo considera «casi amenazado» en la Argentina

En Chile, en 1987, el Simposio de Vertebrados Terrestres (Libro Rojo de CONAF) a esta subespecie la clasificó en la categoría «En Peligro» para la Región de Valparaíso y «Vulnerable» para el resto de su distribución en el país.

En el Reglamento de la Ley de Caza, las poblaciones remanentes de esta subespecie ubicadas al norte de la Región del Maule son consideradas como «En Peligro», mientras que las situadas entre el río Biobío y el Estrecho de Magallanes se las clasifica como «Vulnerables»

Si se le pregunta a cualquier ganadero cuál es el peor enemigo de su ganado, lo más seguro es que dirá pestes de los pumas. El felino se ha transformado en el principal acusado a la hora de buscar responsables por la desaparición de ovejas o potrillos.

Pero la realidad es más compleja. En un monitoreo en la cuenca alta del río Cachapoal (Región de O’Higgins) y que encabeza el biólogo Eduardo Pavez, de la consultora ambiental Bioamérica, por encargo de Pacific Hydro, han salido a la luz varias sorpresas sobre el comportamiento y los hábitos alimentarios del puma.

Allí hay un conflicto ancestral entre los pumas y el ganado. “Pacific Hydro, que construye una serie de proyectos en el área, incluyendo la central de pasada Chachayes, se involucró en el tema como una forma de apoyar al SAG y obtener información objetiva sobre la situación”, explica Pavés.

El trabajo se inició a mediados de 2013 con la instalación de 40 cámaras trampa. Tras un año de monitoreo pudieron establecer los lugares más frecuentados por estos animales.

A partir de ello, instalaron trampas jaula para capturar algunos pumas y equiparlos con collares que emiten señales vía satélite.

Tras dos meses sin resultados, lograron capturar una hembra y le instalaron el dispositivo de rastreo. Con él pudieron hacer un seguimiento del animal por 800 kilómetros cuadrados y descubrir sus escondites y lo que comía.

“Nos sorprendió la alta frecuencia con que se alimentan de zorros; no teníamos antecedente de esto”. En dos meses, la hembra logró matar a seis.

Esto revela la importancia ecológica que tiene el puma para regular las poblaciones de otros depredadores, según explica el biólogo. En los estudios anteriores, la mayor proporción de presas que capturaba correspondía a conejos y liebres (70%) y potrillos (10%).

“Quizás la captura de zorros sea una situación estacional, ya que veníamos saliendo de una gran sequía, y las poblaciones de conejos estaban bajas. Tal vez cuando esto ocurre, el puma caza zorros, y así disminuye la presión sobre los otros animales y facilita el aumento de su población”.

El sensor no tiene video para observar la actividad del animal, pero envía una señal cada 90 minutos. “Cuando se acumulan señales procedentes de un mismo punto, lo más probable es que el puma se haya detenido a cazar, y cuando se trata de presas de tamaño medio o grande, puede pasar cinco días en el lugar”. Cuando van a revisar, normalmente se encuentran con los restos de la presa.

A finales de este mes reanudarán las capturas para hacer un nuevo seguimiento. “También vamos a poner unos dispositivos a los potrillos que suben a las veranadas y que emiten una señal específica cuando quedan inmóviles; es decir, si un potrillo muere, podremos verificar la causa”.

Esto es importante -dice-, porque hoy cualquier desaparición o muerte se le atribuye de inmediato al puma. “Pero por los análisis de alimentación a partir de fecas, hemos visto que si bien es efectivo que matan potrillos, aparentemente su importancia no es tan relevante como acusan los arrieros”.

– Guanacos y liebres

En un estudio previo que realizó el zoólogo Agustín Iriarte en Torres del Paine, se comprobó que la dieta de estos felinos se concentra principalmente en guanacos y liebres.

El investigador, gerente de la consulta Flora y Fauna Chile, hoy está concentrado en la Región de Coquimbo, donde ha trabajado en el análisis de 300 sitios donde se han producido muertes de ganado atribuidas a pumas y otros predadores. Ha instalado cámaras trampa y monitoreado a pumas con collares satelitales. Es la zona más caliente del conflicto entre ganaderos y pumas, reconoce.Tras el avistamiento de un puma en las cercanías de la laguna ubicada en el cerro San Juan, en la comuna de Machalí, la municipalidad y el Servicio Agrícola Ganadero (SAG), efectuaron un operativo con la finalidad de que dicho animal vuelva  a su hábitat normal y así resguardar a quienes residen en las poblaciones aledañas. Procedimiento de emergencia donde fue necesario emplear trampas con cebo y perros conejeros para acorralar al animal y conseguir que emigrara hacia la cordillera. Sin embargo, durante este fin de semana nuevamente fue visto por los vecinos en los alrededores de la población “12 de Febrero” y “Bellolivo” .Instancia en la que el alcalde José Miguel Urrutia expresó que “estamos preocupados de la seguridad tanto de los vecinos de las poblaciones 12 de Febrero y Bellolivo como de los niños que diariamente asisten al jardín infantil San Juan. Por lo mismo, es necesario seguir tomando todas las medidas necesarias para atrapar a este animal y poder enviarlo, lo más rápido posible, a su hábitat para no seguir causando alarma entre los vecinos que viven en los lugares más cercanos a los avistamientos”, aseveró la máxima autoridad  machalina. Opinión que fue compartida por el director regional del SAG, Rodrigo Sotomayor, quien agregó que “esta es una situación muy excepcional, normalmente el puma sólo se acerca a los sectores cordilleranos. Es un animal asustadizo aun así, lo que más nos preocupa es la población, sin embargo, estamos mandatados por ley para proteger al puma ya que está en serio riesgo porque su población es muy baja”. Respecto a las recomendaciones en caso de algún contacto con este animal salvaje, el encargado de Vida Silvestre del SAG, Diego Ramírez, aseguró que “el puma es bastante inocuo, por lo tiende a nunca atacar al ser humano, a menos que se vea en una situación de alarma”. En este sentido, recomendó que “lo mejor es mantener la calma, siempre hay que tratar de mostrar una mayor envergadura que él, mostrarse lo más alto posible; abrirse la chaqueta para aparentar ser ancho y nunca dejar de mirarlo, menos correr porque tiende a perseguir presas que corren. Para alejarse, hay que hacerlo retrocediendo, pero sin quitar la vista de él”. Se efectuó un llamado a que, en caso de divisar nuevamente al puma, los vecinos den aviso a la brevedad posible ya sea a la Municipalidad de Machalí, al SAG o bien, a la PDI.

(Fuentes: CONAF- SAG-lanoticiaonline.cl)

 

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com