Día del árbol

 


La gran meta de CONAF O´Higgins para dejar verdes las comunas de la región

A nivel regional, el Programa de Arborización ha entregado desde el 2010 la cantidad de 1.284.236 árboles y mantiene la meta de sumar unos nuevos 100 mil árboles a la comunidad al año 2022.

El Programa de Arborización fue creado por el Presidente Sebastián Piñera el año 2010, con el objetivo de mejorar la superficie de áreas verdes en las ciudades, pueblos y localidades del país, y así difundir los beneficios que entrega el arbolado urbano en la calidad de vida de la comunidad, promoviendo su adecuado manejo y cuidado.

Desde ese entonces, este programa diseñado e implementado por la Corporación Nacional Forestal, ha entregado 19.129.040 árboles a nivel nacional, con un nuevo desafío en este segundo mandato del Presidente Piñera, de entregar 5 millones de árboles para el periodo 2018-2022.

La característica principal del programa ha sido promover la generación de servicios ecosistémicos mediante el fomento del arbolado, parques urbanos y periurbanos en Chile, considerando el uso de especies con valor patrimonial y cultural.

Durante el año 2019 se realizó la entrega de 26.367 árboles por este Programa, donde el 68,01% de las donaciones correspondieron a especies nativas, para difundir y fomentar nuestra valiosa flora nativa, destacando en estas entregas el Quillay y la Tara, árboles nativos de alto valor paisajístico dado por su abundante floración.

El origen de los Árboles

El proceso de producción y crianza de árboles ornamentales y forestales para abastecer a este Programa y otros de la Corporación, es llevado a cabo en un vivero propio ubicado en el sector de Chomedahue en la comuna de Santa Cruz. Esta “fábrica de árboles” tiene una capacidad de producir 800 mil plantas anuales y criar y mantener 350 mil. Luego del período de crianza, que depende de cada especie y puede llegar hasta 5 temporadas, salen los árboles que serán repartidos a toda región.

Actualmente el Programa de Arborización en la región de O’Higgins tiene convenios de cooperación con los 33 Municipios de la región. Con ello se coadyuva a la misión de mejorar y cuidar el arbolado urbano, permitiendo a estos municipios que puedan arborizar sus comunas de forma gradual y permanente con los árboles aportados por CONAF, siendo aliados importantes en esta tarea.

Además CONAF dona plantas a organizaciones educacionales y sociales, entidades públicas y privadas, juntas de vecinos y toda persona natural que solicite, acercándose a su respectiva oficina provincial de CONAF Región de O’Higgins, ubicadas en:

Provincia de Cachapoal

  • Campos 72B, Rancagua.

Provincia de Colchagua

  • Valdivia 948 – Interior B, San Fernando.

Provincia de Cardenal Caro

  • Francisco Errázuriz 397 Esq. Aníbal Pinto, Pichilemu.

Arborización Urbana

En el marco de este programa es importante la participación ciudadana en la búsqueda de la sostenibilidad de la infraestructura verde, principalmente, del arbolado urbano que se establece a lo largo del país. Por lo anterior, de manera relevante se asiste a la comunidad en este ámbito, capacitando y difundiendo los beneficios que proporciona el arbolado urbano a la sociedad, generando competencias, sensibilización o concientización de las personas, que fueron o serán beneficiarias directas del Programa de Arborización.

En este sentido, ha sido un mandato de la Dirección Regional de CONAF que aquellos profesionales que se desempeñen en el Programa de Arborización, desarrollen una labor: inclusiva, participativa, ética y sostenible, que en el mediano plazo apoye una mejora en la calidad de vida de las personas que viven en las ciudades y sus cercanías, mediante la mantención y recuperación del arbolado en espacios donde pueda establecerse, y la creación de parques que alberguen bosques urbanos, considerando el uso de especie con valor patrimonial y cultural.

Por lo anterior, el programa trabaja en múltiples ambientes, como avenidas, calles, pasajes, jardines, cerros islas y al interior de la propiedad privada, contemplando la variabilidad de especies y la adaptabilidad de estas al clima local donde serán plantadas, fomentando el uso de especies nativas: quillay, tara, quebracho y peumo, entre otras; nativas con problemas de conservación como: araucaria, palma chilena, canelo, ciprés de la cordillera, entre otras; y también, especies exóticas como el ciprés de monterrey, brachichito y crespones.

Este año la donación de árboles ha sido aplazada, pero no eliminada, a la espera de que las condiciones sanitarias permitan que las operaciones de entrega sean seguras para los beneficiarios y funcionarios.

“Este Día del Árbol, sin duda será diferente debido a la situación nacional a la que nos vemos enfrentados, no obstante, para nosotros sigue siendo especial, y estamos trabajando en la producción de las distintas especies que nuestra región necesita para dar efecto a los programas que tenemos como Corporación Nacional Forestal”, dijo Marcelo Cerda Berríos, Director Regional de CONAF.

 

 

 

 

 

Comentarios cerrados.