Esterilización y Castración en tu Mascota

Existen muchos mitos en relación a la esterilización y castración, pero la verdad es que son más los beneficios que las desventajas de este procedimiento, la falta de información lleva a una sobrepoblación y a que exista un exceso de animales no deseados que muchas veces terminan su vida en la calle.  Es totalmente falso que el animal necesite tener una camada para completar su ciclo vital, ya que no existe una relación consciente con la reproducción como parte necesaria de su bienestar emocional.

Probablemente alguna vez hayas escuchado la palabra esterilización, acá te contaremos un poco de que se trata. La esterilización de las perritas y gatitas consiste en la extracción de ovarios y útero, la mayoría de las veces se realiza por la parte abdominal, es un procedimiento que debe realizarse bajo anestesia y en un lugar con las condiciones e higiene adecuadas. Tiene una duración aproximada de 20-45 minutos y el animal se recupera en 24-48 horas. Las curaciones post operatorias son mínimas y tu mascota volverá a su vida normal en poco tiempo.

La castración por otro lado es el procedimiento que se lleva a cabo en machos es una intervención quirúrgica que consiste en la extirpación de los testículos, lo que elimina la actividad hormonal y todas sus acciones.

Beneficios en hembras:

  • Disminuye la posibilidad de cáncer mamario
  • Previene la infección uterina
  • Elimina el riesgo de desarrollar enfermedades del útero y de los ovarios
  • Reduce la posibilidad de fuga

La edad idónea para esterilizar a una perrita es a los 6 meses, antes de su primer celo. En gatas es ideal antes de su madurez sexual esto es en el quinto o sexto mes de vida.

Beneficios en machos:

  • Elimina el riesgo de cáncer en testículos
  • Reduce probabilidad de desarrollar problemas en la próstata
  • Orinan menos para marcar territorio
  • Disminuye la posibilidad de que se pelee con otros animales
  • La castración en perros debe realizarse cuando alcanzan su madurez sexual, esta se presenta frecuentemente entre los 6 a 9 meses de edad mientras que en gatos puede realizarse a los 4 o 5 meses de edad.

La decisión de esterilizar a nuestra mascota es un acto de responsabilidad hacia él, básica para prevenir y evitar problemas de salud además de entregar un bienestar general. Mediante la esterilización se puede evitar el sacrificio y el abandono de miles de perros y gatos 

 

 

Consuelo  Maldonado P.

 

Comentarios cerrados.