Loro Tricahue Tricahue o loro barranquero

Cyanoliseus patagonus bloxami, comúnmente llamado loro tricahue o tricagüe, es una de las subespecies en que se divide la especie Cyanoliseus patagonus, un ave de la familia de los loros (Psittacidae), que habita en el Cono de América del Sur. Esta subespecie es endémica del centro de Chile. Se encuentra en Chile entre el sur de atacama y Valdivia y su hábitat son las zonas boscosas al pie de las cordilleras , su envergadura es de 43 a 47 cms, con cabeza y lomo verde oliva oscuro. Una zona blanca rodeando el ojo, su pecho superior blanquecino y el inferior verde oliva, abdomen, piernas, lomo y supra caudales amarillos el centro del abdomen es anaranjado. Su caudal amarillo oliváceo con cubiertas alares oliváceas primarias azules con barba interna grisácea. La cola es de gris olivácea.

Pico gris oscuro ganchudo y corto y sus patas rosadas pálidas.Identificable por su envergadura, larga cola y el vistoso amarillo abdomen, el Tricahue cuenta con las mismas características del Choroy, son gregarios y bulliciosos. La a algarabía de la bandada se escucha a lo lejos, ya sea estén en vuelo o mimetizados entre las ramas de los árboles.En su anidar prefieren cuevas o barrancos, los cuales también usa de dormitorio casi todo el año. De allí que también se le llame Loro Barranquero. Interiormente las cuevas son profundas generalmente con el túnel en zig zag, donde coloca dos huevos, de color blanco semibrillante y bastante redondeados.

Monitoreo de Loros Tricahues en la Reserva Nacional Río de los Cipreses de la Región de O’Higgins. Mirador Sendero Tricahues, (Sendero para personas con capacidades diferentes). En Chile existen cuatro especies de loros pertenecientes a la familia Psittacideae, de los cuales el loro Tricahue o Barranquero es el de mayor tamaño, colorido y el que posee la distribución más meridional entre los psitácidos neo-tropicales.Las poblaciones históricas del Loro Tricahue en nuestro país han disminuido dramáticamente en algunas zonas y en otras se han extinguido debido principalmente a la captura de ejemplares para su venta como mascota, al progresivo deterioro y segmentación de su hábitat y a la caza furtiva.

Lo anterior llevó a la extinción de la especie en las regiones de Atacama, Valparaíso y Región Metropolitana y a mediados de la década de los 80, la única población costera de esta especie en nuestro país, se ubicaba al sur de la desembocadura del río Rapel en la Región de O’Higgins.Ante los problemas de conservación que enfrentaba la especie, la Conaf comienza a realizar acciones con el fin de abordar su recuperación, es así como en 1982 se implementa el Proyecto de “Conservación del Tricahue”, con actividades entre la III y la VII región. No obstante, después de 30 años los resultados obtenidos no son alentadores, pues las poblaciones siguen disminuyendo en algunas zonas del país, al mismo tiempo que se ha incrementado la pérdida o deterioro de su hábitat y más importante aún la captura continua de juveniles para su comercialización, situación que amenaza la subsistencia de los pocos individuos que persisten en Chile.

En 1986, un año después de su creación, la Reserva Nacional Rio de los Cipreses que contaba con algunos individuos, realiza el primer censo de abundancia poblacional de loro tricahue, el cual consistió en buscar puntos con presencia constante de esta ave y realizar un conteo de individuos. En ese entonces la población del loro tricahue superaba por fracción mínima los 200 ejemplares, los cuales estaban distribuidos en tres loreras situadas a lo largo del Valle Cachapoal: Sierra Nevada, Ranchillo y Carrizal.Luego de un tiempo, con la presencia de una Corporación dedicada a la protección y conservación de especies nativas, además de la implementación de leyes que prohibirían su caza y captura, el Loro Tricahue comienza a aumentar su población llegando en 1998 a los 500 individuos. Esta situación fue un acontecimiento que motivó seguir con las actividades de conservación de la especie.

Para el año 2010 ya se habían encontrado siete puntos más de nidificación adicionales, identificando un total de 10 loreras a lo largo del Valle Cachapoal, las cuales reflejaban en conjunto una población de 1500 loros, población que se mantenía en total crecimiento.

Actualmente el loro Tricahue en la región de O’Higgins ha salido de estar en peligro de extinción pasando a la categoría de vulnerable, este es un hecho perceptible ya que su paso es constante ante nuestros ojos durante su periodo reproductivo, hoy con 11 loreras activas establecidas como puntos de conteo, existen antecedentes de la existencia de una población de Tricahues que supera los 3200 ejemplares, en la cuenca del Cachapoal, la gran mayoría habita dentro de la reserva Cipreses.